martes, 12 de abril de 2011

Primer informe de investigación: Los Mapas Mentales, los Mapas Conceptuales y los Mapas Semánticos

Publicado por Guisella Azcona Avalos en 18:11
Reacciones: 
Mi tema de investigación es "Propuestas didácticas para la enseñanza - aprendizaje del área de Filosofía en los estudiantes de 5°año de secundaria".

En varios autores y en sitios de Internet donde se estudian los mapas mentales, los mapas conceptuales y los mapas semánticos, estos términos están utilizados como sinónimos.

En este trabajo estudiaremos los puntos de vista de Ontoria (1999) para los mapas conceptuales, de Buzan (1996) para los mapas mentales y de Heimlich y Pittelman (1990) para los mapas semánticos.

Luego de definir cada uno de estos tipos de mapas, trataremos de explicar, confirmar o rechazar lo expresado en nuestro primer párrafo.

Los Mapas Mentales

Los mapas mentales son una expresión del pensamiento irradiante y por tanto, una función natural de la mente humana. El cerebro es un súper biordenador con líneas de pensamiento que irradian a partir de un número virtualmente infinito de nodos de datos. Esta estructura refleja las redes neuronales que constituyen la arquitectura física de nuestro cerebro.

El mapa mental es una poderosa técnica gráfica que nos ofrece una llave maestra para acceder al potencial del cerebro. Se puede aplicar a todos los aspectos de la vida, mejora el aprendizaje y da claridad en el trabajo. Según Buzan (1996: 69) tiene 4 características esenciales:

1) El asunto motivo de atención cristaliza en una imagen central.
2) Los principales temas del asunto irradian de la imagen central de forma ramificada.
3) Las ramas comprenden una imagen o una palabra clave sobre una línea asociada. Los puntos de menor importancia también forman ramas.
4) Las ramas forman una estructura nodal conectada.

Los mapas mentales ayudan a almacenar eficientemente los datos lo que multiplica nuestra capacidad.

Los mapas mentales suponen una cierta complejidad en el trazado, se deben utilizar trazados especiales, colores, códigos, imágenes, letras de imprenta, líneas gruesas, un gran papel, una diagramación que implica el uso de la jerarquía y del orden numérico, así como mucha imaginación que rompa los bloqueos mentales.

Estos trazados llevan tiempo, sobretodo de discusión, lo que los perfecciona a la vez que los crea ya que el mapa en la mayoría de los casos es el resultado de una convergencia luego de una divergencia, es el resultado de un trabajo en grupo.

Los autores aconsejan incluso repasarlos con los intervalos siguientes:
• Después de 10 a 30 minutos
• Después de 1 día
• Después de una semana
• Después de un mes
• Después de tres meses
• Después de 6 meses

Llegado a este punto, el mapa mental formará parte del funcionamiento de la memoria a largo plazo.

Los Mapas Conceptuales

El mapa conceptual es una técnica creada por Novak (1988) quien lo define como:

• Una estrategia: sencilla y poderosa en potencia para ayudar a los estudiantes a aprender y a los profesores a organizar el material.
• Un método: para ayudar a estudiantes y profesores a captar el significado de los materiales usados.
• Un recurso: esquemático para representar el conjunto de significados conceptuales incluidos en una estructura de proposiciones y ordenados de manera jerárquica.

El mapa conceptual resulta también una respuesta al modelo del aprendizaje significativo, cuando Novak explica los fundamentos teóricos del mapa conceptual, aclara que se trata de una proyección práctica de la teoría del aprendizaje de Ausubel. Desde esta perspectiva el aprendizaje se resume en que:

a) Se centra en el alumno y no en el profesor.
b) Atiende el desarrollo de destrezas y no se conforma sólo con la repetición memorística de la información por parte del alumno, a la par que favorece los procesos de memorización como son la codificación y la recuperación.
c) Pretende el desarrollo armónico de todas las dimensiones de la persona, no solamente las intelectuales.

Como vemos, además de poner en práctica el aprendizaje significativo de Ausubel, este modelo amplía el ámbito de trabajo del alumno que al darle protagonismo aumenta su éxito en el aprendizaje y desarrolla su autoestima. Su uso en la negociación de significados mejora las habilidades sociales y desarrolla actitudes acordes con el trabajo en equipo y la sociedad democrática.

Los mapas conceptuales tienen elementos y características propias. Se trata de un gráfico donde encontramos puntos de confluencia reservados a los conceptos, que se escriben con mayúsculas, y un entramado de líneas que marcan el sentido de la relación que se aclara con palabras enlace que se escriben con minúscula junto a la línea de unión. Dos conceptos junto a la palabra-enlace forman una proposición.

El mapa conceptual contiene entonces tres elementos fundamentales desde el punto de vista gráfico.

Concepto: deben estar enmarcados en recuadros o elipses. Los conceptos hacen referencia a acontecimientos que son cualquier cosa que sucede o puede provocarse y a objetos que son cualquier cosa que existe y se puede observar. Con los conceptos expresamos regularidades. Estas imágenes mentales difieren en cada uno según su experiencia de vida, por ejemplo el término “trimestre” no significa lo mismo para un estudiante de la USB y para uno de la UCV, o para un recaudador de impuestos municipales. Esto enriquece la discusión de los conceptos cuando se realizan los mapas a la vez que dificulta la realización.

Proposición: consta de dos o más términos conceptuales (conceptos) unidos por palabras (palabra-enlace) para formar una unidad semántica que tiene valor de verdad.

Palabras-enlace: son las palabras (verbos, preposiciones, artículos) que se usan para unir los conceptos y señalar el tipo de relación existente entre ambos. Cuando el mapa se vuelve más complejo, pueden aparecer relaciones cruzadas. Los nombres propios, que designan ejemplos de conceptos, son el tercer tipo de término que provoca imágenes, pero no expresan regularidades, sino una singularidad como cualquier ejemplo, por eso los nombres propios no deben enmarcarse.

Para la confección de los mapas conceptuales, desde el punto de vista de la técnica cognitiva y al relacionarlo con el aprendizaje significativo, hay que señalar tres características:

1) Jerarquización: Los conceptos están puestos por orden de importancia y aparecen una sola vez. Los conceptos más inclusivos ocupan los primeros lugares y los ejemplos se sitúan en último lugar.

2) Selección: El mapa contiene lo más importante o significativo de un mensaje, tema o texto. Es evidente que cuanto más extenso sea el mensaje, tema o texto, más términos quedarán excluidos. Se presenta una panorámica global de una materia o tema y otros se centran en partes o subtemas.

3) Impacto visual: modo simple y vistoso, se usan mayúsculas para los términos conceptuales y se enmarcan con elipses.

Los Mapas Semánticos

Los mapas semánticos son una estructuración categórica de la información. Los diagramas ayudan a ver como se relacionan las palabras entre sí y activan el conocimiento previo. El uso más frecuente es en aula ya que se han utilizado con éxito en diversas actividades de aprendizaje y repaso.

La originalidad de este tipo de mapa con respeto a los mapas mentales y mapas conceptuales, es que son menos rígidos en cuanto a su ejecución (dibujo, colores, elipses) y hacen hincapié en la activación del conocimiento previo y en la discusión como técnica que mejora la composición y la comprensión así como el favorecimiento del pensamiento divergente.

Heimlich y Pittelman recomiendan varias aplicaciones en el aula como alternativas a las actividades tradicionales y concluyen que el mapa semántico:

1) Ayuda a organizar y a integrar información.
2) Ilustra relaciones entre diferentes áreas de contenido.
3) Puede proporcionar una síntesis de las diferentes actividades de la clase.
4) Se puede usar a todos los niveles y con grupos de diferente tamaño, incluso individualmente.
5) Es motivador a todas las edades.
6) El profesor tiene un carácter menos directivo y el estudiante uno más activo.
7) Facilita la comprensión y la memorización.
8) Permite a los profesores hacer pruebas diagnósticas para elegir la instrucción más adecuada en lugar de suponerla.
9) No se debe abusar de esta técnica.

Como vemos, en las tres definiciones hay aspectos parecidos aunque no idénticos. Veremos a continuación cuales pueden ser las aplicaciones en aula de estos tres tipos de mapas.

Aplicaciones en el aula

Los autores que presentan los mapas mentales insisten sobre las ventajas que aportan para utilizar al máximo las capacidades de la mente. No lo suscriben exclusivamente al ámbito educativo y lo proponen “tanto a los jóvenes que quieran aprender a estudiar como a los profesionales que deseen mejorar su rendimiento y su agilidad mental“ (Buzan, 1996: contratapa) para incrementar su capacidad de asimilar, recordar y procesar cualquier tipo de información.

Tony y Barry Buzan proponen la utilización de los mapas mentales en distintos niveles, (sólo desarrollaremos los usos educativos)

• El nivel personal aplicado al auto análisis, a revisar el pasado y proyectar objetivos futuros, a ayudar a que los otros se auto analicen.
• El nivel familiar, aplicado a la narración de cuentos en el grupo familiar.
• El nivel educacional aplicando los mapas mentales al dominio del pensamiento y de tomar notas; a la actividad de preparar y escribir ensayos, exámenes y proyectos o informes. En este caso tomar notas no será tomar los elementos esenciales en forma lineal, sino desde una imagen central, dejar la mente actuar en libertad para construir las ramas importantes y las divisiones principales. Luego se debe volver a corregir y a reordenar el mapa mental para formar un todo con cohesión propia.

Mas tarde se redactará el ensayo, el examen, el proyecto o el informe con más facilidad, reduciendo el estrés y el sufrimiento causados por la desorganización, pudiendo ser más creativos al dejar libres eslabones mentales y pudiendo reducir el tiempo necesario para preparar estructuras y completar una tarea oral o escrita.

En la enseñanza, los mapas mentales permiten a los maestros hacer vivir este proceso de manera más estimulante, más entretenida y eficaz. Los maestros pueden preparar mejor clases y conferencias, la planificación anual y diaria, las lecciones y los exámenes.

La cartografía mental es especialmente recomendada en educación especial ya que es particularmente útil para ayudar a quienes tienen dificultades en el aprendizaje.

• El nivel mundo profesional y de los negocios. Los mapas mentales se aplican para las reuniones de trabajo, para las conferencias, para la dirección de una empresa.

Los mapas mentales se pueden realizar por computadora, uno de los programas más conocidos se llama Mind Maps Plus.

El mapa conceptual es de sumo interés en la educación, es simple de comprender, sólo se deben respetar aspectos de tipo práctico. Su interés principal deriva de los procesos que se ponen en marcha, tanto mientras se construye el mapa como en la reflexión final acerca de los resultados de dicha tarea.

La actividad de construcción de un mapa conceptual es altamente creativa porque ayuda a captar nuevos significados, a compartirlos y a lograr un pensamiento reflexivo. No existe un mapa conceptual unívoco y definitivo sobre cualquier tema ya que en su elaboración el individuo pone de manifiesto sus propios conceptos previos.

El profesor se vuelve un buen recurso de información toda vez que imparte contenidos procedimentales, de aprender a aprender, pues el alumno puede evaluar su propio proceso de aprendizaje, detectando las concepciones equivocadas y los aciertos en la jerarquización e integración de los conceptos.

Para los profesores, los mapas conceptuales pueden desempeñar un interesante papel en el diseño curricular y pueden constituir también técnicas de evaluación.

Para los alumnos, los mapas conceptuales pueden ser guías para los resúmenes, como organizadores previos, pueden servir como repaso global de un tema, para mejorar el recuerdo y para la resolución de problemas.

Las principales aplicaciones en el aula del mapa semántico aconsejadas por Heimlich y Pittelman son las siguientes:

a) Desarrollo del vocabulario: estructuración del mapa semántico con tareas como comprender, asimilar y evaluar lo aprendido y relacionarlo con las palabras nuevas y las ya conocidas.
b) Mapa semántico pre y post lectura, permite saber al profesor lo que ya saben sobre el tema, crea curiosidad ya que el tema está “activado”, en la fase final, luego de la lectura, se integra nueva información una vez más, también se ha adaptado con éxito a la enseñanza de contenido.
c) Técnica de estudio: tanto individual como de grupo. Hay tres etapas para diseñar el contenido de un texto o de un tema.

1) identificación de la idea principal, piensan todo lo que saben sobre el tema
2) Categorías secundarias, 6 o 7, se buscan en los subtemas y en lo básico.
3) Detalles complementarios: se lee en busca de detalles para completar, se releen las áreas de contenido sobre el tema.

Los ejemplos son variados, entre los más interesantes podemos destacar:

• Hacer el mapa semántico de una historia y luego contarla a partir de él.
• Hacer un mapa semántico y luego escribir un pequeño informe, para ello primero se debe leer un texto, luego se deben consultar libros y si es posible también ver una película. El mapa semántico se convierte en un trampolín de ideas y una guía ortográfica.
• La técnica del repaso usando variado y numeroso material. Leer y cerrar el libro, completar el mapa individualmente y/o en grupo, luego releer el texto. Estimular a los estudiantes a que utilicen sus mapas para preparar el examen.


Como podemos observar los tres tipos de mapas pueden utilizarse en al mundo de la educación.
En conclusión, podemos afirmar a partir del estudio de estas tres obras que agrupan a una decena de estudiosos del tema que si bien los mapas mentales, conceptuales y semánticos divergen en cuanto a elaboración, relativamente rígidas, en cuanto a la utilización pedagógica de los mismos no sucede lo mismo.

En nuestro ámbito, todos se convierten sobretodo en técnicas para aprender, donde la diferenciación y la jerarquización son primordiales, donde los participantes de este proceso activo colaboran para construir su conocimiento, que será obligatoriamente diferente en cada ser según los conocimientos y experiencia previos que haya podido obtener.

Como vemos, este tema está ampliamente relacionado con los ya expuestos por los compañeros anteriormente, concepto, memoria, constructivismo y con el próximo que es el de Vigosky quien se interesa en la ZDP.


BIBLIOGRAFÍA

BUZAN, T y Buzan B. (1996). El libro de los Mapas Mentales, Barcelona: Urano.

HEIMLICH, j. Y s. Pittelman (1990) Los mapas semánticos, Madrid: Visor.

ONTORIA, A. Et al (1999) Mapas Conceptuales. Madrid: Narcea.

http://www.gold.net/Buzan

http://starbuck.ced.appstate.edu/rc/math/k4m_connect.htm

http://www.skemp.com/

http://trochim.human.cornell.edu/kb/conmap.htm
 

BiTaCoRa pRiVaDa Template by Ipietoon Blogger Template | Gift Idea